Archivos de la categoría ‘Objeto imposible’

Un objeto imposible es un objeto, como su propio nombre indica, imposible. Se trata de objetos que han perdido su funcionalidad o que no tienen cabida en nuestro mundo.

Los objetos imposibles podrían dividirse en dos grupos: los objetos absurdos o inútiles y los objetos que solo pueden representarse por medio de dibujos, ya que no pueden darse en la realidad.

El pionero en crear esta serie de objetos absurdos fue Jacques Carelman, un artista francés que tenía una visión poco corriente del mundo. Creó genialidades como: la mesa de ping pong doblada, los pendientes orejas, o la tan famosa cafetera.

https://i2.wp.com/www.sightsavers.org.uk/images/f_1828optical-illusion-3.jpgEn cuanto al segundo grupo, aquellos objetos que no tienen cabida en el mundo real, cabe destacar a su creador: Oscar Reutersvärd. A él le debemos imágenes como el triángulo imposible (imagen de la izquierda) o las escaleras que nunca bajan. No obstante, es conveniente mencionar también a M.C. Escher, ya que fue quien popularizó estos “dibujos imposibles”. Un claro ejemplo de ello es la imagen que viene a continuación: las manos de Escher.

Pero no nos hemos quedado ahí. Hemos tenido que ir a más. ¿Y por qué? Pues porque en clase retaron nuestra propia creatividad, y tuvimos que llevar un objeto imposible.

Algunos ejemplos de objetos absurdos que salieron en la clase podrían ser una brújula desimantada, unos auriculares que tiene los cascos en los dos extremos, un paraguas de papel o un reloj de sol colgado boca abajo en el techo. Estos objetos han perdido su utilidad, no podemos fiarnos de la brújula si no señala al norte, al igual que no podemos protegernos de la lluvia con un paraguas de papel ni saber qué hora es mirando un reloj de sol al que nunca le da el sol.

¿Y que hay de mi objeto? ¿Dónde está mi creatividad? Tras muchos intentos fallidos de conseguir un objeto imposible, al final di con la solución a mi bloqueo: un martillo de cristal. Imaginad por un momento tener un martillo de cristal. ¿Para que serviría? Para decorar, y eso como mucho. No puedes usar un martillo hecho con ese material, a no ser que pretendas llenar el suelo de pedazos de cristal, ¿no?

Hasta aquí el post dedicado a los objetos imposibles. Y recordar, Imposible is nothing!

¡Qué os vaya bonito!

Anuncios